Dictadores en el cine: Lenin, Mussolini, Hitler, Goebbels, Stalin

Non-Fiction
Demetz cover
Diktatoren im Kino
Peter Demetz
Paul Zsolnay Verlag
256pp

Peter Demetz estudia en este libro a cinco dictadores del siglo XX y su relación con las películas y la industria cinematográfica de sus propios países y del extranjero. Son páginas muy sugestivas para los interesados tanto en biografías de dictadores, como en la historia del cine europeo.

La introducción es una escena muy cinematográfica: en la década de 1930, vemos a un Demetz muy joven –actualmente un prestigioso profesor universitario estadounidense– que va al cine en la localidad checoslovaca de Brünn (Brno). Allí vio de estreno multitud de películas internacionales importadas, incluidas las de Chaplin y los Hermanos Marx; la sala de cine fue el refugio al que se escapaba en tiempos sombríos. A continuación, el libro dedica una sección a cada dictador, en la que reconstruye su relación educativa con la literatura, el arte y el cine desde la infancia a la primera edad adulta, junto con su formación intelectual y su ascenso al poder.

Lenin, por ejemplo, se dio cuenta de que, en un país con altas tasas de analfabetismo, el cine tenía potencia para educar a los obreros sobre el trabajo y la revolución, por lo que envió por las provincias «trenes de agitación» con cines móviles. Mussolini, por su parte, veía ante todo en el cine una herramienta de educación y propaganda, que serviría también para proyectar una imagen de su persona como héroe nacional, estadista atareado y hombre de familia. En los largometrajes, el pasado de Italia aparecía como un modelo del presente fascista, con héroes hercúleos que eran precedentes de Mussolini. A Hitler le gustaba verse personalmente en la pantalla, y Demetz refiere cómo Leni Riefenstahl, con su estilo romántico y anacrónico, se convirtió en la cineasta del partido nazi favorita de Hitler. Mientras que Mussolini, escogiendo un papel más bien protocolario, delegaba lo relativo a la producción cinematográfica, Hitler se implicaba intensamente en la tarea.

Stalin dio un nuevo paso en el control estatal, instruyendo a sus cineastas sobre cómo debían mostrar la realidad soviética en toda su diversidad. En el libro aparece también su tensa relación con Sergei Eisenstein, a quien urgía a reescribir los guiones y obligó a disculparse públicamente por sus «vicios subjetivos». Stalin promovió una serie de películas que glorificaban su régimen autárquico, y él mismo eligió a los actores que representarían a su persona.

Demetz consigue un libro fascinante que halla los vínculos entre cómo enfocaba el cine cada dictador y rastrea puntos de contacto entre obras y profesionales cinematográficos dentro del espectro dictatorial. Una lectura reveladora que merece realmente la pena.

 

 

  • «Demetz demuestra una curiosidad increíble.»

    Heinrich Detering, Frankfurter Allgemeine Zeitung

 

Peter Demetz, nacido en Praga en 1922, se escapó a Occidente en 1948. Terminó doctorados en Praga y Yale, donde hasta su jubilación impartió Alemán y Literatura Comparada.

 

Obras anteriores:

"Die Flugschau von Brescia" (2002), "Böhmen böhmisch. Essays" (2006), "Mein Prag. Erinnerungen" (nueva edición 2019)

 

Derechos de traducción disponibles en:

Paul Zsolnay Verlag (Austria)

Contacto: Annette Lechner

annette.lechner@zsolnay.at

Tel.: +43 (0)15 05766112

www.hanser-literaturverlage.de/ verlage/zsolnay-deuticke

 

Solicitud de ayuda para los costes de traducción: Alemania (véase pág. 40)

Applications should be made to the Goethe-Institut in your country.

For further information, please see our page on translation funding.