Donde estamos en casa. La historia de mi familia desaparecida

Non-Fiction
Leo Cover
Wo wir zu Hause sind – Die Geschichte meiner verschwundenen Familie
Maxim Leo
Kiepenheuer & Witsch
368pp

Maxim Leo elabora en estas páginas la crónica de su propia diáspora y la suerte que corrieron sus familiares, judíos alemanes, cuando, huyendo del Holocausto, iniciaron una nueva vida en Israel, Austria, Inglaterra o los EE. UU.

En el Berlín de la década de 1930, los Leo eran judíos asimilados, una familia de clase media formada por abogados y médicos. Eran judíos, pero sin implicación activa en la comunidad judía; los niños de la familia muchas veces no eran conscientes de ser judíos ni tenían idea de lo que eso significaba. Cada capítulo rastrea los pasos de un miembro de la familia, empezando por lo que le sucedió a partir de que los nazis llegaran al poder. Ilse marchó a Francia, donde se unió a la resistencia tras escaparse de un campo de internamiento. Hilde se hizo actriz y se casó con Fritz Fränkel, médico y psiquiatra de cierta fama que experimentaba con drogas tanto para fines médicos como privados. Tras arrestarlo y torturarlo, los nazis lo liberaron –por la intervención de algunos de ellos que habían sido sus pacientes–, y se fue a Francia. Hilde consiguió llegar a Inglaterra junto con su hijo André, el cual, ayudado por el vicario local, estudió en la Christ’s Hospital School y el Magdalen College de Oxford, y llegaría a ser un toxicólogo de renombre.

Otra pareja escapó a Israel en 1936. Eran los inicios del movimiento de los kibbutz, y Nina y Hanan se encontraron con que todo se compartía: se cocinaba para todos juntos y se comía en el comedor común; al llegar se entregaba toda la ropa y cada miembro recibía semanalmente una muda (que podía no ser precisamente de su talla); los niños se criaban juntos, no con sus familias, y eso fue lo más duro para Nina. Se llegaba a sugerir que los varones de mayor fuerza e inteligencia debían fecundar al mayor número posible de mujeres, con el fin de mejorar la reserva genética del kibbutz. Vemos también cómo, a lo largo de los años 60 y 70, el ideal de comunidad fue perdiendo vigencia gradualmente y sus componentes empezaron a llevar vidas cada vez más individuales, hasta que el kibbutz llegó así a no diferenciarse apenas de cualquier comunidad típica de clase media.

Leo, tras una sólida labor de investigación, escribe con fluidez y un tono personal que nos hace revivir las experiencias de su familia. El libro es un enérgico relato de persecución, emigración e integración, que ofrece también reflexiones inteligentes sobre temas que, como la identidad nacional y la pertenencia, han vuelto a hacerse notar en el contexto político mundial de nuestro siglo XXI. Muchos parientes comparten la impresión del autor: pese a todo por lo que han pasado, Alemania sigue siendo parte esencial de lo que son.

 

Maxim Leo, nacido en 1970 en Berlín Este, recibió primero formación como químico de laboratorio; a continuación estudió Ciencias Políticas y se hizo periodista. En la actualidad es columnista del Berliner Zeitung y escribe novelas y guiones para "Tatort". Se le concedió en 2006 el Premio Theodor Wolff, y en 2011 recibió el Premio Europeo del Libro por su trabajo autobiográfico "Haltet euer Herz bereit". Vive en Berlín con su mujer y dos hijos.

Obras anteriores:

"Auentod" (2015), "Waidmannstod" (2014), "Haltet euer Herz bereit: Eine ostdeutsche Familiengeschichte" (2009)

 

Derechos de traducción disponibles en:

Verlag Kiepenheuer & Witsch (Alemania)

Contacto: Iris Brandt

ibrandt@kiwi-verlag.de

Tel.: +49 (0)22 13768522

www.kiwi-verlag.de

 

Solicitud de ayuda para los costes de traducción: Alemania (véase pág. 40)

Applications should be made to the Goethe-Institut in your country.

For further information, please see our page on translation funding.