Sibylle Berg: Una voz vehemente

Sibylle Berg
por Romy Fursland

Berg CoverResulta siempre instructivo vernos a nosotros mismos como nos ven otros. Y si queremos una perspectiva que no se ande con remilgos, no necesitamos más que a Sibylle Berg y su "GRM / Brainfuck", que publicará Kiepenheuer & Witsch en abril de este año. Ambientado en Rochdale (Reino Unido), UK, el libro es una airada denuncia de la sociedad inglesa contemporánea y un manifiesto en pro de la revuelta del individuo.

La ira contra el estado del mundo y cierta preocupación por la libertad individual son marcas de fábrica en la obra de Berg. Es una escritora prolífica: quince novelas, veintitrés obras dramáticas e incontables ensayos. Se han traducido obras suyas a treinta y cuatro idiomas, y ha estado nominada para los premios nacionales del libro en Alemania y Suiza. Su escritura, áspera, provocadora y de sombría intención satírica, ha sido comparada a la de Kurt Vonnegut, Bret Easton Ellis, Michel Houellebecq, Elfriede Jelinek o Will Self, pero su voz y su estilo son algo completamente único. No teme romper limitaciones de género o contenido, y en su obra es algo rutinario desafiar el «status quo», trátese del capitalismo, la heteronormatividad o los clichés asociados tradicionalmente al amor y el matrimonio.

"Der Mann schläft" ("El hombre duerme", Hanser Verlag), novela que Berg publicó en 2009, combina un cínico ataque al mundo moderno con una incisiva historia de amor. Sus páginas rechazan el sentimentalismo cursi, pero, en último término, no la posibilidad de encontrar la felicidad verdadera o la alegría de tener pareja. En "Der Tag, als meine Frau einen Mann fand" ("El día en que mi mujer encontró marido"), publicada por Hanser en 2015, Berg vuelve a dirigir su mirada sardónica a las dinámicas de las relaciones románticas. La historia cuenta la desintegración de un matrimonio burgués estable en apariencia, y cómo la mujer se vuelve adicta al sexo con un hombre al que ha conocido en un salón de masajes.

Entre los personajes de Berg que más impresión nos dejan se encuentra Toto, protagonista de su novela de 2012 "Vielen Dank für das Leben" ("Muchas gracias por la vida"). Toto nació en Alemania Oriental en 1966 sin un sexo definido, aunque la comadrona decidió que fuera niño. Su ausencia de una identidad bien delimitada provoca crueldad en casi cualquier persona con la que se cruza. Tras pasar una infancia miserable en la RDA, Toto se escapa al oeste, donde experimentará de primera mano la naturaleza despiadada del capitalismo y sus efectos destructivos. Más tarde, viviendo como mujer, Toto encuentra la felicidad con su amante Kasimir, que llegado el momento la abandonará dejándola en la calle. Toto muere en 2030, en una Europa que Berg imagina convertida en un páramo sombrío. Esta novela pinta con colores lúgubres el mundo en que vivimos y nos presenta a un personaje conmovedor, Toto, la quintaesencia del marginado.

Y esa visión de un futuro distópico regresa también en la nueva novela de Berg, "GRM / Brainfuck". Tras una temporada en 2006 en el Reino Unido dentro de un programa de residencias, Berg afirma que se decidió a ambientar allí su nuevo libro «porque Inglaterra se ha convertido en el modelo europeo de país neoliberal. El Reino Unido, podríamos decir, es el inventor del turbocapitalismo. El libro estudia cómo la privatización de casi cualquier campo de la vida social, en combinación con una vigilancia dictatorial que llegará algún día a ser perfecta, afecta a la parte de la población que ni son expertos en programación informática ni tienen participación en el Estado.» La novela, ambientada en un futuro próximo, cuenta la historia de cuatro adolescentes abandonados, procedentes de los bloques de viviendas sociales de Rochdale, a los que unen dos cosas: el amor a la música «grime» («mugre»), también conocida como «GRM» (según Berg «la mayor revolución musical británica desde el punk»), y la ira contra los responsables de su miseria.

Pese a ver el mundo con bastante pesimismo en apariencia, Berg empatiza a fondo con sus personajes. A ojos de Ben Knight, traductor de "Vielen Dank für das Leben" y cuatro obras dramáticas de Berg, «eso es lo que la distingue de tantos otros escritores satíricos contemporáneos: su capacidad para la empatía en medio de un intenso pesimismo». Para Knight, «su obra refleja lo inconcebible y agotador que es nada más que intentar vivir hoy en día, ese bombardeo sin pausa de horror y banalidad y lujuria que nos invade la cabeza el día entero a través de tantos de medios diferentes. Y Berg logra hacerlo divertido.» Sobre la obra dramática "Und jetzt: Die Welt!" ("Y ahora: ¡el mundo!"), que tradujo para una producción británica en 2015, añade: «Algo tenía que daba en el clavo, porque todo el mundo que vio la representación (y en particular los quinceañeros que la vieron en los centros escolares) parecía identificarse verdaderamente a fondo con esa voz enojada y desolada».

Poco convencional, con su sinceridad absoluta y su comicidad de tintes oscuros, la prolija obra de Sibylle Berg es todo un «tour de force». Da voz a los desencantados y a las víctimas de la marginalización. Nos abre los ojos para que veamos las fallas de nuestros sistemas sociales y políticos. Y encuentra eco en cualquiera que alguna vez se haya preocupado por el camino que lleva nuestra civilización.

 

La última novela de la autora, "GRM / Brainfuck" está publicada en Kiepenheuer & Witsch: puede consultarse con Iris Brandt, ibrandt@kiwi-verlag.de.